Marcha del veganismo

Todos los 1° de noviembre se conmemora el Día internacional del Veganismo. El domingo pasado se llevaron adelante diferentes actividades independientes en todo el mundo, pero la marcha y concentración en Argentina se realizó en Plaza de Mayo alrededor de las 16 horas por activistas independientes y organizaciones como Animal Libre, Voicot, Cubo de la verdad,  Empatía Animal, entre otras. Las pancartas y los carteles que sostenían lxs manifestantes estaban escritos de diferentes maneras, pero el mensaje era el mismo: Liberación Animal. 

Por Marisol Ramos

Este año se intenta firmar el Acuerdo porcino con China, la idea de este es proveerle carne de cerdo a China, es decir, producir a gran escala carne porcina en mataderos. En conclusión,  este acuerdo sería aceptar no solo el maltrato y asesinato de muchos animales, sino también, según comentan algunos de los participantes de la marcha, crear nuevas futuras pandemias.

Este acuerdo fue retrasado en agosto por la Cancillería con sosteniendo que habían incorporado especialmente en el Memorándum de entendimiento con China un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad.  Por eso, “su firma se atrasaría hasta noviembre”.

No puede haber protección ambiental, ni de recursos naturales ni de la bioseguridad si se planea traer al país mega granjas porcinas. “Las granjas que se instalen van a reproducir un modelo de extractivismo territorial con un sufrimiento indescriptible para millones de animales no humanos. Los sitios donde se instalen estas mega pocilgas quedan sacrificados en términos territoriales y comunitarios porque necesitan estar emplazados en lugares de abastecimiento de granos”, había dicho Flavia Broffoni a Sudestada en esta entrevista.

Las concentraciones de ayer también fijaron su visión en este acuerdo, que para los funcionarios ya es un hecho, pero para muchos de sus ciudadanos no. Las fábricas de cerdos, aparte de traer consecuencias ambientales, está a la vista que traen grandes complicaciones para la salud mundial.

Compartimos algunas imágenes de la jornada

Compartí en tus redes favoritas

Leer anterior

La música desde y en los márgenes

Leer siguiente

Los presos reclaman, la policía reprime