Lo mató la policía

Justicia por Facundo

A Facundo lo mataron. Y el asesino es la Bonaerense y sus cómplices. El entramado encubridor lo integran el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, el ministro Sergio Berni y el periodismo-cloaca de Pablo Duggan y Germán Sasso. Van a intentar desviar la investigación e imponer otras hipótesis. Pero la verdad es la que sabemos: a Facundo lo mató la policía, lo desapareció el Estado.

Por Hugo Montero

Es Facundo. Lo confirmó este miércoles la familia y también el Equipo de Antropología Forense. Lo mataron. Lo tiraron. Es Facundo. Otra vez, un pibe de 22 años con la vida por delante se cruza con los asesinos de uniforme y ahí se termina todo. Sí, fue la Bonaerense. Sí, fue el Estado. Sí, lo mataron. Como a tantos otros pibes en los barrios. Y después siguen operando en la mentira, el encubrimiento, la pista falsas, los periodistas-cloaca que repiten sus distorsiones. Son unos miserables con armas y uniformes del Estado. Y las autoridades son responsables. Todas. Empezando por Sergio Berni, el principal encubridor, el que siempre supo la verdad y guardó silencio cómplice. Cada día que pase con Berni ocupando un cargo público y sin ser investigado por encubridor, será una señal clara de complicidad con el delito de desaparición forzada seguida de muerte. Después, el gobernador Axel Kicillof, que nunca mostró interés en el tema como si no le importara un caso de desaparición forzada en democracia, que no mencionó más de dos veces en más de cien días el nombre de Facundo, que no controla, ni supervisa, ni sanciona a ningún policía. Esa policía desapareció y mató a otro pibe en plena democracia. Son la peor lacra, los miserables que manejan el narco y la trata, los que liberan zonas, también matan pibes en los barrios. Son lo peor. Y sus cómplices políticos que los bancan, también. Todos mataron a Facundo.


Que lo sepan: esto es un quiebre. Nunca más vamos a escuchar sus promesas políticas ni a creer más nada. Tanta impunidad. Tanta angustia para Cris, la mamá de Facundo, que se tuvo que bancar ella sola (y todavía lo hace) mentiras, pistas falsas, encubrimiento, un ministro que la llama y le dice: «Su hijo está vivo y lo vamos a encontrar», prensa que la hostiga como las cloacas de Pablo Duggan y el felpudo policial Germán Sasso, que la llegó a acusar de vínculos con narcos. Son todos basura. Son todos responsables del asesinato de un pibe de 22 años.

Acá se rompió algo para siempre. Acá no les creemos nunca más. Acá no nos vamos a olvidar nunca de la sonrisa de Facundo, de sus sueños, de sus ganas de matear con amigos o de salir de batucada. Esto es un quiebre. Acá no sé cicatriza nunca está herida, vayan sabiendo. Porque mataron a un pibe y encubrieron para cuidarse entre ellos, como mafiosos. Miserables. A donde quiera que vayan, los va a acompañar el estigma de Facundo. Esto no se olvida nunca más. Nunca más.


Ahí está Cris, la mamá de Facundo. ¿Te pusiste alguna vez en sus zapatos? ¿Sabés lo que es bancarse que la última vez que vean a tu hijo sea arriba de un patrullero de la Bonaerense, sabés lo que es aguantar más de cien días de mentiras, encubrimiento, pistas falsas, amenazas, pescado podrido, operaciones de cronistas-cloaca como Pablo Duggan, indiferencia de los políticos de turno, silencio de tantos supuestos compañeros en las redes que prefieren no hacer olas porque este desaparecido en democracia perjudica sus intereses electorales? ¿Sabés lo que es escuchar por teléfono un ministro de Seguridad que te llama y te asegura: «Su hijo está vivo y lo vamos a encontrar» y a los dos días se va de la zona y hace silencio porque sabe qué pasó, mientras hace campaña electoral? ¿Sabés lo que es que te llamen porque encontraron restos humanos en una zanja o en un río, llegar y ver un cuerpo esquelético destrozado, una zapatilla de tu hijo intacta, un fiscal que no te habla, y no saber si es tu hijo? ¿Sabés lo que debe ser para Cris que no haya NI UN SOLO DETENIDO en la causa, cuando se encontró un objeto personal de Facundo en una comisaría? ¿Sabés lo que es escuchar al Gobernador decir «no vamos a encubrir a nadie» y ver a la policía sembrando pistas falsas, al intendente de Villarino hablar de movida narco, toda una trama de encubrimiento armada para garantizar la impunidad? ¿Sabés lo que es bancar tanto silencio de tantos indiferentes, tanto cómplice que se apura a defender a la policía y a sus jefes, que se juega la ropa por un ministro de Seguridad que demostró que usa su cargo como plataforma electoral y que no hizo NADA por la búsqueda de Facundo, más que mentir y desinformar, hasta repetir que se encontró una mochila en el lugar del cuerpo cuando eso no es cierto? ¿Sabés lo que es masticar la angustia hasta que se confirme si los restos son o no de Facundo, su hijo? ¿Sabés lo que es que la Bonaerense te amenace, presione testigos o los invente, que se junte con periodistas para desviar la investigación, que te acusen de narco o de plantar pruebas? ¿Te pusiste en los zapatos de Cris cuando pide la renuncia de Berni? ¿Vos qué harías? ¿Cómo no estamos todos, todas y todes compartiendo una foto de Cris y dicéndole «te abrazamos»? Dónde están todos los que no reclaman la verdad a las autoridades políticas correspondientes? ¿Tan obsecuente tenían que ser? Y si no vas a pedir justicia por Facundo, porque paguen los responsables, tené la dignidad de cerrar la boca.

Desde acá, Cris, te mandamos un abrazo. No nos vamos a olvidar de Facundo y vamos a luchar por Justicia con vos, y que se hagan cargo todos los responsables del más chico al más grande. Estamos con vos, en ese abrazo.

Ya está disponible la nueva edición de Revista Sudestada en PDF.
La descarga de este material es gratuita, pero si querés aportar el costo de otras ediciones para colaborar con nuestro proyecto autogestivo, podés hacerlo con cualquier medio de pago en este link.
Cobro en efectivo. $100,00. Pagalos con este link de Mercado Pago: http://mpago.la/2kQhQHa

Justicia por Facundo
Compartí en tus redes favoritas

Leer Anterior

Facundo Castro Astudillo: Fue el Estado

Leer Próxima

Cuando el río arda